Las aguas bajan turbias

agosto 15, 2007 at 3:16 pm (General)

Recuerdo que cuando era mas chico, en los inicios de la década de 90, en mi casa en Carlos Casares empezamos a tomar agua mineral, yo con menos de diez años no sabia y no entendía que pasaba, mi mama, Lidia Iluminatti, profesora de alma me explicaba que el agua de nuestra ciudad no se podía tomar por que tenia Arsénico que era peligroso para la salud que causaba enfermedades muy graves. Yo como un típico nene no le di mucha importancia pero siempre tomábamos agua mineral.

En el años 2003 un grupo de alumnos del ex colegio nacional de Carlos Casares, pusieron el tema en boca de todos tras realizar una investigación de unos cuantos meses, con la que ganaron el premio del “Periodistas por un día” organizado por le Ministerio de educación. Tras esta investigación Expertos de la cátedra de Toxicología y Medicina Legal de la Universidad de Buenos Aires estudiarán muestras de cabello y orina de 200 pacientes casarenses, para determinar si la correlación existe. El resultado sorprendió a algunas personas a otras no tanto. El nivel de arsénico en el agua de Casares era de 0.10 miligramos por litro duplicaba el nivel permitido por la legislación nacional (0.05 mg/l) y era cinco veces superior al recomendado por la Organización Mundial de la Salud (0,02 mg/l).

No hay que ser Bioquímico o Medico para saber que el agua de Carlos casares no era potable, los datos hablan por si solo.

Según los datos provisionales reunidos por el doctor Byrne y colegas, el 70% de los casos de cáncer en Carlos Casares se da en menores de 45 años, una tasa muy diferente de la nacional. Para organismos internacionales de salud, el arsénico es uno de los elementos más cancerígenos que se conocen.

Que es y que provoca el arsénico

El arsénico es un elemento químico no metálico, que se encuentra presente en las rocas que conforman la estructura geológica del terreno donde se encuentra el acuífero. Está científicamente comprobado que su presencia en el organismo humano produce dermatitis, psoriasis, mialgas, enteritis aguda, cálicos y cáncer. El Código Alimentario Argentino establece como límite máximo la presencia de 0.05 mg/l, siendo de 0.119 mg/l lo detectado en la investigación.

El Arsénico es uno de los más tóxicos elementos que pueden ser encontrados. Abundan las afecciones de la piel y, además, “hay 19 casos de esclerosis múltiple en una población de 20.000 habitantes: cinco veces más que lo que indican los libros”, precisa Pedro Mayola, del Colegio de Farmacéuticos local. Algunos profesionales creen que el tóxico estaría provocando abortos sin causa y embarazos fallidos.

El arsénico actúa por acumulación en las células, más precisamente en las mitocondrias, y puede detectarse por medio de análisis de uñas y cabellos, que es donde se manifiesta su presencia. “El arsénico no debería estar presente en la dieta diaria. El exceso de arsénico en el agua es cancerígeno”, manifestó la licenciada en nutrición María G. Dázaro.

Que se puede hacer

El articulo 28 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires dice textualmente: “La provincia ejerce el dominio eminente sobre el ambiente y los recursos naturales de su territorio, incluyendo el subsuelo y el espacio aéreo correspondiente, el mar territorial y su lecho, la plataforma continental y los recursos naturales de la zona económica exclusiva con el fin de asegurar una gestión ambientalmente adecuada (…) Deberá promover acciones que eviten la contaminación del aire, agua y suelo (…) Y garantizar la adecuada información y a participar en la defensa del ambiente, de los recursos naturales y culturales”; algo similar a lo planteado en la ley 11820, que ofrece el marco regulatorio para la prestación de los servicios públicos de provisión de agua potable. De lo manifestado anteriormente se advierte que -desde la legislación- los habitantes se encuentran legalmente protegidos y amparados, lo que no ocurre en la práctica.


Planta de abatimiento de Arsénico

La construcción recién comenzó en mayo de 2005, por la presión de los vecinos. Y que según ABSA, se invirtieron más de 2.500.000 pesos; pero se atraso en al menos nueve meses debido a que, según se denunció, el hormigón que se usó en las cámaras es de mala calidad.

Después de idas y venidas y de un presentación de los vecinos de Carlos Casares en el programa televisivo Caiga Quien Caiga, en la sección Proteste Ya!, la empresa ABSA se comprometió a terminar la plata que fue inaugurada en septiembre del 2006, que purifica el agua de las Ciudades de Carlos Casares y Pehuajó.

Alumnos de Polimodal, Modalidad Ciencias Naturales de la Escuela de Educación Media N° 203 quienes investigaron este tema.

Profesora: Lidia Iluminatti
Nombres y Apellidos de los autores el Trabajo: Aiello Paula, Aimar Matias, Anito Florencia, Bacci Daiana, Carballo Luis, Del Pup Jessica, Duville Andrea, Duville Noelia, Gil Micaela, Juárez Victoria, Librande Korina, Litardo Maria Eugenia, Lopez Walter, Lorente Florencia, Paez Juan Manuel, Paparelli Antonela, Pietropaolo Constanza, Rodríguez Cintia, Rubio Jorge, Sánchez Guadalupe, Walker Daniel, Zanzero Cristian, Iluminatti Lidia.
División: 2°
Sección: Naturales
Turno: Mañana
Profesor/a: Lidia Iluminatti
Asignatura: Química
Escuela: Escuela de Educación Media N° 203
Dirección: Av Maya y Cecilia Borja
Localidad: Carlos Casares
Provincia: Buenos Aires
Teléfono: (02395) 452383
Dirección Electrónica: mm017003@abc.gov.ar

Permalink 1 comentario